Cocinar es vida

Informativo de alimentación y del buen comer

Alimentación Alimentos Europa Nuevos productos Tecnología en la alimentación

Una nueva cepa de microalgas aumenta la esperanza de productos veganos con menos sabor a pescado

Una nueva cepa de microalgas aumenta la esperanza de productos veganos con menos sabor a pescado
Crédito: Lightspring, Shutterstock

El productor portugués de microalgas Allmicroalgae Natural Products ha ampliado una nueva cepa de microalgas rica en proteínas desarrollada por investigadores como parte del proyecto ProFuture financiado con fondos europeos. 


por CORDIS


La nueva cepa de Chlorella podría usarse para hacer productos alimenticios veganos que no solo sean más nutritivos sino que también sepan mejor.

La visión de ProFuture es crear tecnologías de producción de microalgas rentables y ambientalmente responsables que puedan proporcionar alimentos y piensos ricos en proteínas sostenibles y nutritivos. Con su alto valor nutricional y su menor huella de carbono, las microalgas son uno de los candidatos más prometedores para satisfacer las necesidades alimentarias de la población mundial en rápido crecimiento.

Como se informó en una noticia publicada en el sitio web Nutrition Insight, los alimentos actuales a base de microalgas en el mercado «a menudo tienen un sabor ‘hierba’, un color verde intenso y un olor a pescado» que muchos consumidores consideran desagradable. La nueva cepa de Chlorella ofrece beneficios para la salud, tiene un mayor contenido de proteínas y, lo que es más importante, desde la perspectiva del consumidor, no da a los productos alimenticios ese desagradable sabor a pescado.

Una de las organizaciones involucradas en el desarrollo de la nueva cepa es GreenCoLab, socio del proyecto ProFuture, con sede en Portugal. Allmicroalgae Natural Products, otro socio del proyecto, ha ampliado la producción de la cepa en sus instalaciones. Posteriormente, la nueva Chlorella se envió al coordinador de ProFuture, el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA) en España, así como a los socios del proyecto, el Instituto de Investigación de Agricultura, Pesca y Alimentación de Flandes (ILVO) en Bélgica y el Instituto Alemán de Tecnologías Alimentarias ( DDI).

Según la noticia, ILVO es responsable de determinar cómo se comportará el nuevo ingrediente en las aplicaciones alimentarias. Cuando se publiquen estos resultados, IRTA y DIL se asociarán con productores de alimentos «para optimizar formulaciones saludables y sabrosas utilizando Chlorella a nivel de laboratorio». El objetivo es desarrollar productos alimenticios veganos como embutidos, snacks, sopas, cremas vegetales, bebidas isotónicas, pan y pastas con valor nutricional y propiedades organolépticas mejoradas.

Llegando a la nueva Chlorella

Para llegar a la nueva cepa de Chlorella, los investigadores utilizaron mutagénesis aleatoria, una poderosa herramienta para inducir mutaciones, utilizada para generar proteínas, enzimas e incluso genomas completos con propiedades mejoradas. Mediante este proceso, el equipo de investigación aisló primero dos cepas de Chlorella, a saber, C3 y GL3.

«Aunque las células C3 presentaban contenidos proteicos más altos, GL3 mostraba contenidos vestigiales de clorofila, niveles más bajos de carotenoides y contenidos proteicos más altos que el tipo salvaje, junto con un perfil de aminoácidos significativamente diferente», informa la noticia. Además, el ácido glutámico, un aminoácido utilizado para formar proteínas, «estaba presente en cantidades similares a las de la soya y la espirulina, lo que no se ha observado en otras cepas de Chlorella. Las células GL3 también alcanzaron concentraciones celulares más altas que las de tipo salvaje, ‘fuertemente sugiriendo’ que podría convertirse en una fuente relevante de proteína, siendo apta para la producción a gran escala». También se realizó un análisis de seguridad para metales pesados, alérgenos potenciales, estabilidad microbiológica, hidrocarburos aromáticos policíclicos, acrilamida y pruebas de citotoxicidad y residuos potenciales de plaguicidas.

Los alimentos elaborados con la nueva cepa de Chlorella serán completamente caracterizados desde las perspectivas bioquímica, tecnológica y sensorial. Los productores de alimentos ampliarán las mejores formulaciones y las utilizarán para evaluar la aceptación del mercado. El proyecto de cuatro años ProFuture (Ingredientes de proteínas de microalgas para los alimentos y piensos del futuro) finaliza en septiembre de 2023.